betacaroteno

Betacaroteno 50 cápsulas (17gr)‏

17.00 €

Contenido Frasco Betacaroteno 50 cápsulas (17gr)‏

  • Betacaroteno en cápsulas.
  • Frasco de 17gr.
  • Contiene 50 capsulas.
  • Contiene 340mg/capsula.
  • OFERTA: Por la compra de 10 botes te llevas 2 de REGALO.
Código: Betacaroteno 50 cápsulas (17gr)‏ Categoría:

Descripción del producto

Betacaroteno 50 cápsulas (17gr)‏

Comercialmente le llamamos como Carotenoides. Este Betacaroteno (Pro-vitamina A) no es de extracción química de la zanahoria, sino del alga Dunaliella, el mejor Betacaroteno que existe, pues esta alga contiene una cantidad muy elevada de Betacaroteno sin tener que extraerlo químicamente.
La vitamina A es necesaria al crecimiento y el desarrollo del esqueleto y tejidos, formando parte en la síntesis de las proteínas. Es un agente antiinfeccioso, debido a su acción protectora en el epitelio (tejido protector que cubre las superficies del cuerpo). Es también imprescindible para una buena salud de la piel, de los dientes, cabellos y uñas.
La vitamina A solo existe en los productos de procedencia animal, pero las plantas contienen betacaroteno o Pro-Vitamina A, que es transformada en dos moléculas de vitamina A en el hígado. La vitamina A estimula el sistema inmunitario y favorece el buen funcionamiento del timo. Una deficiencia en vitamina A reduce la respuesta inmunitaria de los linfocitos T. El betacaroteno es uno de los antirradicales libres más importantes. Por otro lado, la vitamina A es un “scavenger” (del inglés) real, es decir, que interviene en el inicio del ciclo de la peroxidación.
El Betacaroteno es completamente atóxico, y no hay ningún riesgo de hipervitaminosis. Este no es el caso de la vitamina A de fuente animal, que se aconseja consumir solamente bajo control médico.

La vitamina de la vista:

La vitamina A se llama también retinol y juega un papel específico a nivel de la retina del ojo. La vitamina A participa en la elaboración de los pigmentos sensibles a la luz. Las personas que trabajan en condiciones de luz intensa, que destruye la vitamina A, o en condiciones de luz muy débil o luz neón, necesitan un aporte de vitamina A muy superior a lo normal. La carencia de betacaroteno provoca a largo plazo la degeneración de la retina y la consecuente ceguera.

Los problemas de vista son los primeros síntomas que aparecen por una carencia de Betacaroteno o vitamina A, y son aparición de manchas en la cornea, falta de lubricación de la cornea, hinchazón de los párpados,  disminución de la visión nocturna (muy peligrosa cuando se conduce de noche) e hipersensibilidad a la luz (fotofobia), entre otros.

Además, la vitamina A reduce la irritación en el caso de usar lentes de contacto y mejora su lubricación y tolerancia.

La vitamina de la piel:

  • La vitamina A es necesaria para la buena salud de la piel, contribuye a asegurar una piel elástica y lisa, la protege de la sequedad y favorece su regeneración y cicatrización.
  • La carencia en vitamina A se manifiesta a nivel de la piel por una atrofia de los epitelios, una acumulación de las capas de células muertas, lo que provoca un espesamiento de la piel. La vitamina A mejora el aspecto de la piel y se opone a la aparición de arrugas.
  • La vitamina A estabiliza las membranas de las celulares y retrasa el desarrollo de cáncer de la piel.
  • La vitamina A es muy eficaz en infecciones de la piel como Hongos (Pié de atleta), Acné, Psoriasis.

La vitamina de las Mucosas

  • Las superficies internas del cuerpo y las mucosas están, asimismo, protegidas de infecciones por medio de la vitamina A. Las mucosas de la garganta, nariz, vejiga, pulmones, intestinos, riñones y la vagina están protegidos de las infecciones microbianas por un mucus defensivo fabricado sólo en presencia de vitamina A.
  • La vitamina A incrementa la lubricación de las mucosas, y evita así su desecación e irritación.
  • La toma de Betacaroteno desarrolla la protección en las superficies de nuestro cuerpo, evitando su irritación. Se recomienda su empleo en infecciones recidivas que no se consigue curar como la bronquitis crónica, laringitis, irritación de la garganta,_ Estas infecciones están muchas veces relacionadas con una deficiencia en vitamina A.

La carencia en vitamina A:

Las carencias en vitamina A suceden con más frecuencia en casos de enfermedades crónicas hepáticas, biliares o intestinales. En algunos diabéticos se necesita un aporte de vitamina A, ya que no pueden transformar el Betacaroteno en vitamina A.

Dosis Recomendada:

La dosis diaria recomendada es de una cápsula al día que contiene 5.000 UI (Unidades Internacionales), es decir 9mg de Betacaroteno natural (200% CDR*).

*CDR: Cantidad Diaria Recomendada.

  • A nivel alimentario 5.000 UI asimilables equivalen a:
  • 100 g. de mantequilla.
  • 30 litros de leche.
  • 500 g. de queso.
  • 25 g. de hígado.
  • 4 huevos.
  • 1 kg. de zanahorias crudas (las zanahorias contienen mucho beta-caroteno pero solo se asimila 1 % de este).
  • 200 g. de zanahorias cocidas.
  • 625 g. de tomates.

Toxicidad:

La dosis tóxica de la vitamina A animal es de 150 000 UI o 45mg.

“LA PROVITAMINA A O BETA-CAROTENO NO TIENE NINGUNA TOXICIDAD”

  • La vitamina A estimula el sistema inmunitario y favorece el buen funcionamiento del timo.
  • Una deficiencia en vitamina A reduce la respuesta inmunitaria de los linfocitos T.
  • La vitamina A ayuda el organismo a protegerse de infecciones bacterianas y vírales.
  • El BETACAROTENO es uno de los antirradicales libres más importantes.
  • La vitamina A es un “scavenger” (del inglés) real, es decir, que interviene en el inicio del ciclo de la peroxidación.

Valoraciones

No hay valoraciones todavía.